Donde hay educación no hay distinción de clases.(Confucio)